Las inspecciones con drones, aportan beneficios en el ámbito de la seguridad, erradicando los trabajos en altura, en el ámbito de los tiempos, rebajándolos considerablemente, y en el ámbito económico, reduciendo los costes totales derivados del mantenimiento. Otro de los grandes beneficios de realizar las inspecciones mediante drones, es que no es necesario cortar el suministro de la zona en particular.

Las imágenes visuales sirven para detectar defectos o anomalías en los elementos de las líneas (apoyos, aisladores, conductores, herrajes, balizas, etc.) por otro lado, las imágenes termográficas se utilizan para buscar puntos denominados calientes, aquellos puntos de un elemento cuya temperatura es mayor y, por tanto, destacan en la imagen térmica o termo grama. Es normal que el paso de la intensidad eléctrica aumente la temperatura de los elementos por los que circula, pero un punto caliente puede estar asociado a un contacto inadecuado o a otro tipo de defecto que conviene analizar y que no es perceptible en la imagen del espectro visible. Las inspecciones mediante drones, ofrecen una solución con una gran adaptación al gran número de soportes a inspeccionar y de difícil acceso.